(+34) 956 922 396
info@larutamilenariadelatun.com

Tarifa de las Dos Culturas

raices_int_3_tarifa

Tarifa es conocida como la capital del viento. Sus 38 kilómetros de playas de arena fina y agua cristalina son el principal referente turístico. Su entorno está rodeado por el Parque Natural de los Alcornocales y la Reserva Natural de los Lances.

La ciudad de Tarifa ha estado marcada por la fuerte influencia que las tradiciones musulmanas y cristianas han dejado en sus calles. El periodo musulmán comienza con la entrada de Tarif Abu Zara en la isla de Las Palomas en el año 710, mientras que el periodo cristiano se inicia con la rendición de la ciudad a manos del rey Sancho IV de Castilla el 21 de septiembre de 1292.

500 años dominada por los moros

Sancho-IV-de-Castilla-Tarifa

Así, la ciudad toma su nombre de Tarif Ben Malluk, un beréber que ocupó la zona en julio del 710 dC. Los árabes llamaron al lugar “la Isla de Tarif”, de ahí el nombre Tarifa. Durante la dominación musulmana no tuvo mucha población, aunque fuera un puerto de gran actividad. Los ejércitos musulmanes “El-Andalus” (Vándalos) usaron este puerto para desembarcar y descansar sus tropas en su camino al Norte de África, que está a tan sólo 14 kilómetros.

Durante 500 años de dominación por los moros, la ciudad fue capturada en varias ocasiones, por Alfonso IV en el 1.083, Alfonso VIII y Fernando II en el siglo XII. Hasta 1.291 Tarifa vivió muchas batallas entre musulmanes y cristianos.

puerta de jerezDefendida por Guzmán el Bueno

El episodio más famoso fue cuando Sancho IV de Castilla finalmente capturó Tarifa durante el sitio de 1.291-1.292 (una estatua suya se encuentra en la entrada del castillo), matando a su oponente Abu Ya’qub Yusuf.

Los Moros intentaron recuperarla posteriormente en muchas ocasiones, pero todas  fracasaron. En 1.294 fue defendida por Alonso Pérez de Guzmán. Conocido como “Guzmán El Bueno”, con una estatua en su nombre en la Alameda de Tarifa.

En la costa de Tarifa, como en el resto de la costa gaditana, desde la Edad Media se construyeron y distribuyeron numerosas torres vigías para implementar el sistema defensivo, sobretodo de los piratas. Una milicia recorría a caballo la costa a diario, desde Ayamonte a Gibraltar. Tras la Guerra de la Independencia muchas de estas torres se abandonaron.

Untitled-1
La peña
camarinal
torreón
castillo
Puerta de Jerez 2
San Matero 2
Santa María
Santiago

colaboradores    promociones